domingo, 8 de julio de 2012

LAS DESTREZAS MANUALES




Nuestras manos son herramientas sumamente complejas y sofisticadas, el desarrollo motor fino comienza en los primeros meses cuando el bebé descubre sus manos y poco a poco a través de experimentar y trabajar con ellas, podrá empezar a darle un mayor manejo. Al dejarle juguetes a su alcance el bebé tratará de dirigirse a ellos y agarrarlos. Una vez logra coordinar la vista con la mano, empezará a trabajar el agarre, el cual hará inicialmente con toda la palma de la mano. Es por esto que inicialmente necesita objetos grandes. Poco a poco le iremos ofreciendo objetos para que el tome y tenga que usar sus dos manos, y cada vez vaya independizando mas sus deditos.

El desarrollo del movimiento de las manos desde el nacimiento hasta los 5 años:

0- 1mes: Los puños los mantiene cerrados la mayor parte del tiempo. Si se acaricia la palma de su mano, se produce una contracción tónica de los cuatro últimos dedos excepto del pulgar.

 1-2 meses: Sus manos están cerradas y los pulgares se encuentran dentro de estas, flexionados. El bebé inicia el descubrimiento de sus manos, juega intentando unirlas y separarlas.

2-3 meses: Intenta tomar con su mano abierta un objeto cercano .Le gusta sostener el dedo de un adulto, junta, separa y agita sus manos, muestra felicidad por la adquisición de esta destreza. Utiliza sus sentidos al observar un objeto.

3-4 meses: Extiende manos abiertas. Movilidad brazos y manos, prensión con dedos meñique y anular, juega e investiga el uso de sus manos.

4-5 meses: Manos abiertas mayor parte del tiempo. Activa el movimiento de sus manos y demuestra que es ambidiestro. Traslada objetos de una mano a otra, experimenta distintas texturas valiéndose de los dedos.

5-6 meses: Toma objetos con ambas manos empleando las palmas. Todavía presenta dificultad para soltar un objeto si lo hace es por desviación de la atención. Da palmadas con sus manos.

6-7 meses: Intenta agarrar todos los objetos que están a su alcance El pulgar se aproxima al dedo índice. Mantiene un objeto en la mano y simultáneamente es capaz de agarrar otro con la otra mano. Se ayuda de sus manos para llevarse los pies a la boca.

7-8 meses: Las destrezas de sus manos son similares, no tiene preferencia por una o por la otra. Golpea, sacude y cambia los objetos de una mano a la otra. El movimiento de barrido es su medio para arrastrar objetos pequeños. Es capaz de agarrar una canica, aunque es peligroso pequeños objetos para los bebes. Logra introducir un objeto en una caja.

8-9 meses: Jala su cabello y el de las otras personas. Utiliza índice y pulgar para tomar objetos pequeños. Puede llevarse un pan a la boca señala con su dedo índice un objeto deseado o lugar donde quiere ir. Hace rodar con una mano una pelota.

9-10 meses: Empieza a mostrar una preferencia de las manos, saca juguetes u objetos de cajas. Deja caer los objetos simultáneamente. El dedo índice es su mejor objeto para explorar todo lo que le interese.

10-11 meses: Puede sacar uno a uno los anillos o aros de un juego grande de ensartar. Garabatea una hoja de papel, su trazo es muy débil Mete una llave en el ojo de una cerradura. Coge con su mano el biberón.

11-12 meses: Prensión tipo pinza (juntar el pulgar y el índice). Mete, saca e inserta objetos pequeños con mayor precisión, puede introducir una moneda en una alcancía. Construye torres de dos o tres bloques.

1-2 años: A los 16 meses abotonara botones grandes, a los 20 hará trazos horizontales, verticales y en vaivén y a los 24 la pinza se habrá perfeccionado al punto de que será capaza de coger bolitas pequeñas. Hará torres de 8 y 10 cubos. Pasara las páginas de un libro. Imita el trazo de un círculo siguiendo el modelo de un adulto.

2-3 años: Se fortalece el tono muscular del brazo y mano para el garabateo. Manejo de lápiz, plastilina, rasgo y corte de papeles, pintura que interactúen con distintas texturas.

3-4 años: Representación grafica de objetos del entorno mediante diversas técnicas grafo-plásticas. Afinar el tono muscular y la prensión del crayón en diversos tipos de trazos.

4-5 años: Utiliza pinza motora para coger un lápiz de color, sus trazos son fuertes, y coordinación, traza líneas de todas las formas, perfecciona sus trazos circulares y dibuja una cruz, hace figura humana con mayor detalle, moldea figuras en plastilina de dos a tres partes, moldea arcilla usa aguja o punta roma utiliza tijeras.

¿Qué hacer más adelante?
Todas las actividades que los niños alcanzan a realizar con sus extremidades durante el primer año conducen a la aparición de la coordinación visomotriz. Para el desarrollo de las manos con miras a actividades como cortar y pegar, primero se debe realizar la actividad de rasgado.

¿Qué es rasgar?
El rasgado de papel además de producir destrezas, tonifica las manos y le da un dominio de sus movimientos finos, además permite que el niño obtenga sentido de las formas y conocimientos del material, lo cual le permitirá más tarde trabajar con otros materiales.
Cuando el niño practica el rasgado, debe iniciarse en formas libres que después identificará como formas sugerentes, a medida que domine el rasgado podrá manifestarse creando formas figurativas geométricas.
Las diferentes formas las puede rasgar de revistas y periódicos, como formas en la naturaleza, árboles, nubes, etc.

EL USO DE LAS TIJERAS
Entre los 3 y los 4 años los niños empiezan a adquirir habilidades manuales cada vez más complejas, entre ellas, el uso de las tijeras. Aunque sólo estarán plenamente listos para ella a los 5 años.
Aprender a recortar con tijeras es un paso más en su desarrollo, pero un paso de gigante, puesto que el uso de este instrumento requiere la máxima coordinación entre el cerebro y la mano.
Lograr dominarlas con cierta habilidad indica que el niño ha alcanzado un buen nivel de destreza manual. Pero como todo en el aprendizaje de los niños, el correcto uso de las tijeras es un proceso.
Los niños pequeños todavía no tienen la motricidad necesaria para recortar con tijeras. Si le damos una tijera a un niño de dos años lo más probable es que no sepa qué hacer con ellas.
El entrenamiento previo a recortar con tijeras es rasgar con los dedos trozos de papel grande e ir poco a poco haciéndolo con papeles cada vez más pequeños, así como separar con los dedos papeles troquelados.
Hay tijeras especiales para los niños que se inician en su uso. Son tijeras plásticas sin filo, que sólo cortan papel y cartón fino, pero nada más. Es una buena forma de ejercitar el movimiento de la mano sin que pueda hacerse daño.
Alrededor de los 3 años empiezan a utilizar tijeras de punta redondeada. Poco a poco van adquiriendo más destreza y alrededor de los cuatro años son capaces de cortar en línea recta. Luego irán perfeccionando el corte y perfilarán las figuras.
Un buen ejercicio para perfeccionar el uso de las tijeras puede ser crear collages con formas recortadas por los niños, recortar revistas que ya no usemos, recortar hojas de goma eva para hacer manualidades o colorear dibujos y luego recortarlos.
El punto culminante del dominio en el uso de la tijera serán los cortes zigzagueantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada